“Clase 17.9.09: hermenéutica y el problema del método en filosofía” (II)

 Resumen de José Iván Domínguez

acatlan-comic-hermeneutica

LA REFRACCIÓN DEL MÉTODO EN LA FILOSOFÍA:

 El origen etimológico de la palabra método viene dado por la unión de los vocablos griegos μετά (más allá) y ǒδός (camino). Resulta evidente pensar que el método es “el camino a seguir para llegar más allá”.

 Como cualquier otro camino, el método nos conducirá hacia un final, un τέλος (resultado), un logro, una conquista, un “bien”. Es precisamente esta idea la que fundamenta, por ejemplo, la experimentación científica, ya que a través de un procedimiento determinado (método), obtendremos la explicación a un fenómeno hasta ahora desconocido (τέλος).

Aparentemente, este enfoque debería funcionar en una materia como la Filosofía, pero a la hora de llevarlo a cabo fracasará, ya que no podremos comprobar el fin, nunca podremos estar seguros de si existe (o no) una respuesta a la pregunta que nos estemos planteando. Lo filosófico entra estrechamente dentro del campo de lo vivencial, en la apertura necesaria para poder mantener permanentemente ese afán de cuestionar los enunciados ya establecidos, las respuestas ya supuestas. Es una refracción del método, la forma invertida en el espejo de plantear respuestas a preguntas que escapan de la acción metodológica como medio para conseguir el τέλος.

LA HERMENÉUTICA Y LA HERMENÉUTICA APLICADA:

La palabra hermenéutica tiene sus raíces en el vocablo griego έρμηυεύω (expresar, transmitir, dar noticias), palabra que a su vez toma el nombre de Hermes, la divinidad mediadora que se encargaba de hacer comprensible los mensajes de los dioses a los hombres. Resulta lógico pues, encontrar similitudes entre los términos hermenéutica  e interpretación. Definimos entonces, a la hermenéutica filosófica como “la teoría general de la interpretación de textos de carácter filosófico”.

La hermenéutica aplicada consiste en utilizar esta interpretación dentro de un determinado ámbito temático,  ya sea por ejemplo, una corriente determinada o un autor concreto. Dicha interpretación debe ser un proceso de carácter colectivo, abierto en todo momento a la discusión, ya que, pese a estar dentro de un mismo ámbito, es imprescindible que haya diversidad de opiniones.

Anuncios

3 comentarios to ““Clase 17.9.09: hermenéutica y el problema del método en filosofía” (II)”

  1. Después de la clase de hoy (22.09.2009) hay que añadir, por no usar la palabra corregir, algunas cosas..

    En el párrafo tres dices: “Aparentemente, este enfoque debería funcionar en una materia como la Filosofía, pero a la hora de llevarlo a cabo fracasará, ya que no podremos comprobar el fin, nunca podremos estar seguros de si existe (o no) una respuesta a la pregunta que nos estemos planteando”

    Tras la clase de hoy sabemos que si hay una forma de saber si vamos o no por el camino correcto y si conduce a la respuesta correcta. Esa herramienta es el conocimiento, cuando SABES algo, cuando estás seguro de algo, puedes llevar a cabo tus acciones de manera segura(ejemplo de la correción de los exámenes de PAU de Ciro).

    También expones en el texto que “a la hora de llevarlo a cabo fracasará” y tras la clase de hoy sabemos que el fracaso se produce sólo cuando proyectamos en el texto cosas que este no nos quiere o no nos viene a decir (ejemplo de la madera para las barcas de Ciro).

    Aún sabiéndolo es normal que proyectemos en el texto experiencias pasadas que influyen a la hora de interpretar el mismo, pero para ello debemos APRENDER a interpretarlo, y “No hay mejor manera de aprender a interpretar un texto que ir interpretándolo a medida que lo vas leyendo” (lo pongo entrecomillado porque lo saco literalmente de mis apuntes, es decir, son palabras mías). Esto implica el dejar a un lado esas proyecciones iniciales y centrarnos solomente en el texto. Aquí está la aplicación de la Hermenéutica.

    Saludoss =).. (alfre)!

    PD: esto no es ningún ataque, sino una crítica constructiva o eso espero! jajaja!

    • Buenas 😀

      Primero que nada, me gustaría agradecerte el apunte, me parece estupendo que alguien colabore en mejorar lo ya aportado en el blog.

      Efectivamente, tras la clase del día 22, las cuestiones que propones en tu comentario han quedado mejor esclarecidas y me adheriré a esa opinión.

      De paso, me gustaría aclarar que la idea sobre “el fracaso del método”, debería haberla interpretado de forma que significase implícitamente “el fracaso de una praxis metodológica formal y preestablecida”, es decir, el dejar patente la falibilidad de utilizar un esquema “fijo” para poder realizar una interpretación filosófica. Creo que con esta aclaración ya no entra en conflicto con lo que tú has aportado.

      Un saludo y ya nos vemos en clase.

      Iván

  2. Muy bien, Alfre. Queda por precisar qué significa ahí “estar seguro”. Entre la certeza absoluta y la perpejidad total hay muchos estados intermedios -y ese es el campo (el intermedio, me parece) de nuestras experiencias hermenéuticas. Un saber total no sería interpretativo; el extrañamiento extremo no sería un trato comprensivo. En cuanto al grado de validez de una interpretación concreta, ¿lo decisivo no sería la fuerza de convicción de los argumentos en que podemos apoyarla? Lo que entonces hay que pensar de una forma más demorada es qué hace que algo parezca convincente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: