Marxismo como cosmovisión (tarea)

 

 

 

 

(R. Magritte: las vacaciones de Hegel)

Como ejemplo de la lectura “ideológica” (M. Heinrich) de Marx podríamos leer el texto de Lenin “Tres fuentes …” .  Al texto se accede desde aquí http://www.marx2mao.com/M2M(SP)/Lenin(SP)/CPM13s.html . Como tarea se trataría de indicar qué pasos del texto indican ese tipo de lectura.

Lenin por El fondo del aire es rojo.
Anuncios

12 comentarios to “Marxismo como cosmovisión (tarea)”

  1. haciaelcapital Says:

    La foto de Lenin ahí tiene un efecto disuasorio para la crítica. Parece decir:”a ver a quién se le ocurre decirme algo”. Por eso la imagen de Magritte -o, mejor, su título-: precisamente a Lenin habría que decirle que, al escribir su texto, Hegel (como alegoría del pensar dialéctico) se le fue de vacaciones. En frases como estas es muy evidente:
    – “La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral del mundo, intransigente con toda superstición, con toda reacción y con toda defensa de la opresión burguesa. El marxismo es el heredero legítimo de lo mejor que la humanidad creó en el siglo XIX: la filosofía alemana, la economía política inglesa y el socialismo francés”.
    – Pero Marx no se detuvo en el materialismo del siglo XVIII, sino que desarrolló la filosofía llevándola a un nivel superior. La enriqueció con los logros de la filosofía clásica alemana, en especial con el sistema de Hegel, el que, a su vez, había conducido al materialismo de Feuerbach. El principal de estos logros es la dialéctica, es decir, la doctrina del desarrollo en su forma más completa, profunda y libre de unilateralidad, la doctrina acerca de lo relativo del conocimiento humano, que nos da un reflejo de la materia en perpetuo desarrollo. Los novísimos descubrimientos de las ciencias naturales — el radio, los electrones, la trasformación de los elementos — son una admirable confirmación del materialismo dialéctico de Marx, quiéranlo o no las doctrinas de los filósofos burgueses, y sus “nuevos” retornos al viejo y decadente idealismo. Marx profundizó y desarrolló totalmente el materialismo filosófico, e hizo extensivo el conocimiento de la naturaleza al conocimiento de la sociedad humana. El materialismo histórico de Marx es una enorme conquista del pensamiento científico”.
    -“Así como el conocimiento del hombre refleja la naturaleza (es decir, la materia en desarrollo), que existe independientemente de él, así el conocimiento social del hombre (es decir, las diversas concepciones y doctrinas filosóficas, religiosas, políticas, etc.), refleja el régimen económico de la sociedad. Las instituciones políticas son la superestructura que se alza sobre la base económica”. [¡cúanto exceso de “reflejo”]
    -“Marx sigue el desarrollo del capitalismo desde los primeros gérmenes de la economía mercantil, desde el simple trueque, hasta sus formas más elevadas, hasta la gran producción”.
    -“El capitalismo ha triunfado en el mundo entero, pero este triunfo no es más que el preludio del triunfo del trabajo sobre el capital”.

    ¿Alguien podría aportar alguna crítica a alguna de esas tesis?

  2. ivdomest Says:

    La verdad es que el texto me ha producido una grave sensación de desasosiego. Desasosiego por ese carácter de “Si vis pacem, para bellum” que recorre las líneas, concluyente en expresiones como “el marxismo ha declarado una guerra implacable a esa esclavitud”, “(Las tesis de Marx han dado)…sobre todo a la clase obrera, la poderosa arma del saber” o “constituir la fuerza capaz de barrer lo viejo y crear lo nuevo, y educar y organizar a esas fuerzas para la lucha”. Hay una constante recaída en términos que indican que la única manera de lograr la estabilidad social es a través de la implantación de este marxismo, doctrinario y adoctrinado, que nos presenta Lenin, y que parece instar a cada obrero del mundo a tomar parte, en más que una revolución social, una guerra abierta, con las clases sociales haciendo el papel de soldados y la economía como campo de batalla.

    Otra parte que me ha resultado inquietante es ésta, y será la que comentaré:
    “…La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral del mundo, intransigente con toda superstición…” ¿Y si sustituyéramos “la doctrina de Marx” por “Dios”? Creo que Lenin ha interpretado la obra de Marx mucho más allá del alcance de la misma, otorgándole valor metafísico a un materialismo eminentemente práctico. Me recuerda a aquella idea de “la religión de cada día” que vimos en el texo “cons-ciencia y mentira”, salvo que en este caso esa génesis fantasmal no es producto de un sistema, sino de la actitud pasional de un intérprete que ha deformado lo que al principio era una crítica anatómica al capitalismo, convirtiéndola en un régimen dogmático que por muy elevado que sea su propósito de liberar a las masas obreras de la represión capitalista, no deja de ser censurable a niveles hermenéuticos.

    Saludos a todos

  3. Jannos (Marco L.) Says:

    Con todos mis respetos, creo que se le hace la crítica “fácil” a Lenin, la crítica “a posteriori” que salva la cara al Marx teórico, no haciendo sus epígonos otra cosa que “mal-interpretaciones”. Creo que detrás de los argumentos de este “Lenin mal intérprete” hay un argumento escondido, bastante utilizado por las corrientes políticas liberales, de “Marx no hubiera querido eso” como condena a todo proceso de emancipación real, aunque luego surtiera un fiasco.

    En otras palabras, es como si de la lectura del Contrato Social de Rousseau, que establece la concentración de poderes, se tomase precisamente su interpretación práctica (la instauración del régimen jacobino por Robespierre) y se dijese “No, Rousseau no quería decir esto”.

    Al margen de los desmanes del estilo como “El marxismo es el heredero legítimo de lo mejor que la humanidad creó en el siglo XIX”, creo sencillamente que, tomando precisamente la referencia del texto anterior de Karl Marx acerca de las dificultades de la economía política clásica de ver más allá de sus propios fetiches, es cierta la afirmación de Lenin de un Marx que sabe ir más allá de las limitaciones que otros autores no consiguen saltar.

    Por otro lado, la fecha del escrito sobre Marx es 1914: época en que estalla la I Guerra Mundial, con los votos afirmativos de los partidos socialdemócratas de la época a una Guerra que dejaría millones de trabajadores muertos en el campo de batalla. Para los partidos socialdemócratas de la época, en particular el partido alemán, “Marx ha pasado de moda”. El revisionismo de las tesis de Marx les permite pasar por alto las diferencias de clase pero no las diferencias “nacionales” que las burguesías de sus respectivos países remarcan para poder hacer la guerra. La búsqueda de la “omnipotencia del Dios Marx” no es sino el reflejo del autor por querer volver a la interpretación de Marx que rescata para sí la lucha de clases por encima de la lucha de los asalariados.

    Por último, respecto a la crítica del compañero que dice: “Hay una constante recaída en términos que indican que la única manera de lograr la estabilidad social es a través de la implantación de este marxismo, doctrinario y adoctrinado, que nos presenta Lenin, y que parece instar a cada obrero del mundo a tomar parte, en más que una revolución social, una guerra abierta, con las clases sociales haciendo el papel de soldados y la economía como campo de batalla.” Creo que pasa por alto que el mismo Marx afirma en varias ocasiones la necesidad de armar a la clase obrera, precisamente para luchar en el campo de batalla contra la burguesía: aparece en las primeras páginas del manifiesto comunista (http://www.marxists.org/espanol/m-e/1840s/48-manif.htm), en las resoluciones de un mitin que conmemora la Comuna de París (http://www.marxists.org/espanol/m-e/1870s/rdmc72s.htm), etc. en donde advierte del “amenazante ejército del proletariado universal”.

  4. ivdomest Says:

    Buenaaaaas:

    Cuando me refiero al hecho de “revolución social versus guerra abierta”, me gustaría puntualizar un par de cositas:

    Primero, no creo que haya pasado por alto nada, aquí critico la opinión que Lenin tenía respecto a este particular, del mismo modo que se la criticaría al propio Marx si el texto de arriba fuera suyo, y que de hecho critico en los textos de los (interesantísimos) enlaces que Jannos ha publicado.

    De todos modos, en la obra de Lenin percibo un cierto aire de “potencia de acto”, de llevar a término lo que expone, que no logro captar en Marx, pese a que fue durante su vida una persona muy activa dentro del movimiento obrero. Supongo que esta sensación que me trasmite Lenin es demostrable, hasta cierto punto, por lo que ocurre en Rusia en Octubre de 1917.

    Por otro lado, creo que debo a Jannos una explicación: En mi discurso, parto de la simple base de que “el Capital” es un estudio crítico de la sociedad imperante, escrita en parte con la finalidad de evitar los sufrimientos innecesarios que crea el sistema capitalista en el individuo, y por extensión, en toda la sociedad.

    En esa idea de evitar el sufrimiento, me resulta un tanto fuera de lugar el concepto de “guerra abierta”. Desde mi punto de vista, hay muy pocas cosas que produzcan tanto sufrimiento como la guerra. Y si apelamos a la idea de que la guerra es un proceso mediático para alcanzar la estabilidad, como un mal menor que nos libra de otro mayor, me gustaría saber en qué términos se produciría el conflicto, ya que los últimos que hemos tenido han sido increíblemente beneficiosos (hablando a niveles de ganancias capitalistas) para uno de los dos bandos. Lo ya ocurrido no me logra dar una perspectiva halagüeña de lo que supondría un cambio social radical a través de la lucha armada. Pero claro, ahí ya entraríamos en el escabroso terreno de las hipótesis. Pienso que la revolución se puede lograr por medios menos destructivos, aunque ahora mismo no sabría por qué solución apostar (es lo que tiene la Filosofía, que genera siempre más preguntas de las que se pueden responder).

    Finalmente, me gustaría agradecer a Jannos el comentario, me ha parecido de lo más completo. A ver si animamos la discusión un poco.

    Saludos

  5. haciaelcapital Says:

    Ciro:
    Marcos, Iván (y los que quieran sumarse), la pregunta que me haría es: ¿qué es el discurso de Marx, la exposición de una “cosmovisión completa” o una teoría crítica? Esa cuestión viene sugerida por la disonancia entre el texto de Lenin y el pasaje sobre la fórmula trinitaria (lo hemos titulado aquí “consc-ciencia y mentira”) colgado más abajo. ¿Qué decir sobre esto?

  6. haciaelcapital Says:

    Querido Marcos: Leo en tu comentario algo que me extraña: que consideres un “desmán” la frase “el marxismo es el heredero legítimo de lo mejor que la humanidad creó en el siglo XIX”. Para mí, en cambio, sería la tesis más salvable del discurso de Lenin que, en este punto, parece una cita directa de la frase final del libro de Engels sobre Feuerbach. Situar al marxismo como heredero de la ilustración burguesa -uno que quiere recordarle sus promesas una y otra vez incumplidas, una y otra vez traicionadas- no sólo se sostiene historiográficamente, sino que también indica la posición en que Marx se sitúa frente a Hegel, Kant, Ricardo o Darwin. En fin, hay otros “desmanes” en el texto de Lenin sobre los que habría muchas otras cosas que decir… (Ciro)

  7. Natacha Says:

    Supongo que es importante no confundir a Lenin con Stalin. Pues aunque el segundo fuera un dictador, es obvio que alguien con menos cabeza cogiera en sus manos un texto como este por ejemplo y lo llevara hasta sus últimas consecuencias.

    hay frases que dan un poco de miedo, a mi entender:

    “La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera”

    “… en Francia a fines del siglo XVIII, donde se desarrolló la batalla decisiva contra toda la escoria medieval, contra el feudalismo en las instituciones y en las ideas, el materialismo se mostró como la única filosofía consecuente, fiel a todo lo que enseñan las ciencias naturales, hostil a la superstición, a la mojigata hipocresía, etc. Por eso, los enemigos de la democracia empeñaron todos sus esfuerzos para tratar de “refutar”, minar, difamar el materialismo y salieron en defensa de las diversas formas del idealismo filosófico, que se reduce siempre, de una u otra forma, a la defensa o al apoyo de la religión.”

    “En las obras de Engels Ludwig Feuerbach y Anti-D&uumlhring, que — al igual que el Manifiesto Comunista — son los libros de cabecera de todo obrero con conciencia de clase, es donde aparecen expuestas con mayor claridad y detalle sus opiniones.”

  8. ivdomest Says:

    A la pregunta que plantea Ciro sobre “¿Qué es el discurso de Marx, la exposición de una “cosmovisión completa” o una teoría crítica?” me gustaría responder lo siguiente:

    Por un lado, creo que el discurso de Marx, como toda obra crítica, se podrá interpretar de muchas formas diferentes:

    Para Lenin es sin duda, una cosmovisión completa, una forma total de hacer las cosas y de promover un cambio en la sociedad hacia otro sistema de valores, tanto económicos como sociales.

    Para otros, entre los que me incluyo, es una teoría de la praxis crítica, y digo esto de ‘praxis crítica’ porque me resulta difícil entender a Marx como un teórico total, alejado de todo valor práctico, y más si tenemos en cuenta la fuerte tensión dialéctica que mantuvo durante su vida, a caballo entre la actividad militante obrera y la composición de sus escritos.

    Incluso actualmente, hay gente que ve en el discurso de Marx una posible salida de la crisis actual, con lo que el campo de la interpretación queda abierto para cualquiera que quiera dar nuevos significados, reforzar o rebatir cualquier aspecto de la obra.

    Pero por otro lado, y esto me parece más importante aún para entender (e interpretar) una crítica, está una idea que planteó Ciro en clase: La necesidad de ponerse a la altura del escrito, de extraer cuidadosamente lo que intenta decirnos el texto. Es esta necesidad la que distingue a un buen hermeneuta de otro que no lo es.

    En el caso concreto de Marx, el texto de su discurso no me pide en ningún momento que apoye fervientemente el cambio a un nuevo sistema económico y social, sino que simplemente me dice lo que está mal en el sistema actual, y que los sufrimientos que produce son evitables.

    Resumiendo, creo que la obra de Marx no está a la misma altura de lo que interpreta Lenin, por lo que me decanto indefectiblemente por decir que el discurso de Marx es una teoría crítica, o como expuse más arriba, una teoría sobre la praxis crítica.

    Saludos a todos y bienvenida a la discusión, Natacha. Gracias por el aporte, pero, ¿por qué dices que no debemos confundir a Lenin con Stalin?. Que yo sepa, no ha sido mencionado por aquí antes… Simple curiosidad.

  9. haciaelcapital Says:

    Ciro:
    Muy bien Iván. Queda por indagar algo más que significa “cosmovisión” -y como se interpreta eso en la filosofía desde mediados del XIX. ¿Se animan?

  10. natacha Says:

    Muy oportuna la pregunta. Olvido que cuando se escribe en un foro “de este tipo” convendría ajustarse a los conocimientos que se manejan tales como, lo que se entiende que debe saber el que responde, o tales como, lo que se ha mencionado o no con anterioridad. Esa aclaración no respondío ni a lo uno ni a lo otro, sino más bien a un simple recordatorio personal que pensé, torpemente, podría servir a algún que otro despistado en cultura general.

  11. Samuel Melo Says:

    El texto en sí es una especie de resumen de la filosofía marxista que pretende ser explicada como cosmovisión, es decir, Lenin da esta base teórica al proletariado para cambiar el mundo actual (dominado por el capital) en un mundo mejor (marxista o marxista-leninista) a través de la lucha de clases (que representa la praxis de la transición).

    Más que una deformación hermenéutica, o una interpretación ideológica yo veo la aplicación práctica de la teoría de Marx: ¿No era una revolución lo que buscaba Marx? ¿Un traspaso de poderes al proletariado? ¿Eliminación de las clases?
    Pues al mismo punto pretende llegar Lenin, la diferencia es que mientras Marx, esperaba la toma de consciencia de la mayoría de los individuos al asumir las contradicciones inherentes al sistema capitalista, Lenin propone una lucha de clases, algo más revolucionario y pragmático pero, en cualquier caso, el mismo fin.

    Del texto no se deduce muy bien a qué tipo de lucha se refiere Lenin, pero podemos entresacar de estos puntos:
    -“Constituir la fuerza capaz de barrer lo viejo y crear lo nuevo, y educar y organizar a esas fuerzas para la lucha.”

    -“… al librar su lucha de clase, se despoja de los prejuicios de la sociedad burguesa, está adquiriendo una cohesión cada vez mayor…”

    -“La filosofía de Marx es un materialismo filosófico acabado, que ha proporcionado a la humanidad, y sobre todo a la clase obrera, la poderosa arma del saber.”

    Educar, organizar, despojarse de prejuicios, arma del saber… estas palabras no nos hacen pensar en una guerra en el sentido puro de la palabra, en un conflicto bélico, sino más bien en una guerra ideológica, a través del saber.

    Destaca del texto también el que Lenin dé un matiz teológico al marxismo como cosmovisión: “La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral del mundo” pero se equivoca de parte a parte y es demostrable desde un punto de vista del lenguaje: Afirma que el marxismo es omnipotente por ser verdadero, entonces, ¿todo lo verdadero es omnipotente? No, sólo Dios lo es y Lenin lo sabía, por eso pienso que ni él mismo se creyó esto, simplemente lo escribió en un intento de mitificación de la doctrina para convencer a un mayor número de proletarios: propaganda barata.

    Por ultimo, las palabras de Lenin que auguran y ponen esperanzas en el triunfo de la revolución y como usa la palabra “trabajo” para denominar a todas las clases proletarias: ya no se usa aquí trabajo como parte del engranaje capitalista, como fuerza de trabajo que no es mas que otra forma de mercancía sino como contrapunto total al capital, al sistema en sí:
    “El capitalismo ha triunfado en el mundo entero, pero este triunfo no es más que el preludio del triunfo del trabajo sobre el capital”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: