Nota acerca de la cuestión teoría-praxis (tesis undécima sobre Feuerbach)

 

Ciro Mesa

180px-ElfteThese

Se trata de una cuestión que vuelve una y otra vez, y no siempre mejorada por el camino. A menudo vuelve más oscurecida, sobre todo porque se cree tener la perspectiva correcta, definitiva y cosas así. A menudo se invoca la undécima de las tesis de Marx sobre Feuerbach pasa solventar el asunto. Y, en realidad, tampoco con esto se aclara la cosa.

Al tratar aquella relación, debería aclararse cómo se proyecta el sentido de lo teórico y de la praxis. Habitualmente nos movemos –sin saberlo- en la perspectiva de la interpretación de “teoría” como contemplación. Marx se opuso a esa interpretación cuando propuso una “ciencia revolucionaria”, esto es, un saber ilustrador, crítico, orientado hacia la posibilidad de transformar la objetividad establecida. Por otra parte, de “praxis” nos hacemos la representación nebulosa de un cierto activismo inmediato –y ya nos vale. Pero, ¿es defendible una acción carente de la representación clara de los fines? ¿No es también una forma de acción la inaparente, por ejemplo, la no-colaboración o el dejar-estar? ¿Es “praxis” la acción por la acción misma? Marx se refirió muchas veces al activismo desatento a las condiciones objetivas y a las consecuencias concretas de la acción como “donquijotismo”. En fin, tenemos que seguir pensando qué es teoría, qué es praxis y la dialéctica entre ambas…

 En cuanto a tesis undécima, nos encontramos un problema filológico (y hermenéutico) que deberíamos resolver antes de apelar a ellas. La cuestión es que existen dos versiones: la más difundida, la editada por Engels en 1888, por un lado, y la que escribió Marx en 1845 y fue publicada por vez primera en 1932 por el Instituto Marx-Engels-Lenin de Moscú, por otro. Respecto a esto hay que decidir si las dos versiones afirman lo mismo o no. En este caso, qué diferencias significativas hay en el planteamiento de la cuestión de la relación entre teoría y praxis. Por último, cómo nos situamos ante lo afirmado por cada una de ellas. Añado entonces las dos versiones y su traducción:

-Vesión de 1888 (edición a cargo de Engels)

 Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert; es kommt aber darauf an, sie zu verändern (Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa; pero de los que se trata es de cambiarlo).

 -Texto escrito por Marx en 1845 y publicado en 1932

 Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert, es kömmt drauf an, sie zu verändern (Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiarlo).

12P1000736

Anuncios

20 comentarios to “Nota acerca de la cuestión teoría-praxis (tesis undécima sobre Feuerbach)”

  1. Mª Carmen González Says:

    La versión a cargo de Engels parece que apela a la búsqueda de una teoría suficiente para lograr un cambio, pues hasta ahora, han habido muchas interpretaciones por parte de los filósofos. Se necesita buscar una interpretación que sea suficiente para poder lograr ese cambio en la sociedad, hay que cambiar la formas antiguas de interpretarlo.
    En el segundo texto escrito por Marx, va un poco en contra de los filósofos en que solo interpretan el mundo y habría que cambiar esto y no quedarse solmante teoria y pasar a la práxis.

    un saludo

  2. haciaelcapital Says:

    Ciro:
    ¿Qué cambios introduce Engels?
    1) Separa las dos frases con “;” y no con “,”. Este cambio refuerza la separación entre “interpretación” y “cambio del mundo”.
    2) Introduce un “pero” que convierte la relación entre ambas instancias en una de contraposición -adversativa.
    3) Pone en modo indicativo lo que Marx escribió en condicional (“se trataría”).
    ¿Señalan estos tres cambios la misma dirección? ¿Cúal?

  3. guadalupe Says:

    La afirmación de Marx en la tesis undécima es revolucionaria, pues propone abandonar el carácter contemplativo de la filosofía, para pasar a estar en contacto con la realidad.Relacionando el “saber” con la “realidad”, para así transformarla.Uniendo así el pensamiento y la acción.
    Da la impresión que la interpretación de Engels resta significado cientifico, la relación práctica y no contemplativa,cayendo en el materialismo mecánico que Marx criticaba.
    Las versiones que Engels hizo de los textos de Marx, afectaron en cierta medida, no solo la forma, sino en ocasiones el contenido. En las tesis sobre Feuerbach, encontramos en la tesis cuarta otra alteración del original.
    Marx dice en 1945 ” que la familia fuera aniquilada (vernichtet) en la teoría y en la prática”
    Engels, habla en 1888 ” que debe ser criticada en la teoría y trastocada(dividida) (umgewälzt) en la práctica”.

  4. Natacha Says:

    Leyendo ésto me ha venido a la cabeza la descripción que Arnold Hauser (gran historiador) hace de un momento histórico y “espiritual” bien opuestos, y que por el gran contraste que presenta respecto al momento historico-social que estudiamos, además de por otros motivos que se verán claramente, quería traer aquí:

    “prisioneros de la ficción de su libertad intelectual, los humanistas tenían que sentir como humillante su dependencia de la clase dominadora. El mecenazgo, institución primitiva y nada problemática, que para un poeta de la edad media figuraba entre las cosas naturales del mundo, perdió para ellos su inocuidad. la relación de la inteligencia con la propiedad y la fortuna se hace cada vez más complicada. al principio los humanistas compartían la opinión estoica de los vagantes y de los monjes mendicantes, y pensaban que la riqueza carece en sí misma de valor. Mientras siguieron siendo estudiantes vagabundos, maestros y literatos pobres, no se sentían dispuestos a cambiar de opinión; pero cuando entraron en relación más estrecha con la clase pudiente, surgió un inevitable conflicto entre sus antiguas opiniones y sus nuevos modos de vida.
    Ni al sofista griego, ni al retor romano, ni al clérigo medieval se les ocurrió abandonar su postura, en el fondo contemplativa, o a lo sumo activa en la pedagogía, para pretender rivalizar con la clase dominante. Los humanistas son los primeros intelectuales que aspiran a disfrutar de los privilegios y del rango

  5. Natacha Says:

    sigue…

    “(…) El conflicto latente entre la aristocracia intelectual y la económica no se manifestó en ninguna parte claramente durante largo tiempo; donde menos, entre los artistas, que en este aspecto reaccionan más lentamente que sus maestros humanistas, los cuales tenían generalmente mayor concienica social. El problema, sin embargo, aunque sin ser reconocido ni expresado, se manifiesta por todas partes, y toda la intelectualidad, es decir, tanto los literatos como los artistas, está amenazada del peligro de convertirse o en una bohemia desarraigada, “antiburguesa” y llena de resentimiento, o en una clase conservadora, pasiva y servil, de académicos. Ante esta alternativa los humanistas se refugiaban en su torre de marfil y finalmente sucumbieron a los peligros de que querían escapar. Todo el mundo de los estetas modernos los sigue por este camino, y a la vez se vuelve desarraigado y pasivo, sirviendo así a los intereses de los conservadores, sin poderse adaptar al orden que defiende. El humanista entiende por independencia la desvinculación; su desinterés social es exrañamiento; su hiuda del presente, irresponsabilidad; se abstiene de toda actividad política para no comprometerse, pero con su pasividad política no hace sino afirmar en su puesto a los detentadores del poder. Esta es la verdadera “traición de la inteligencia” al espíritu, y no la politización del espíritu, de la que se le ha acusado recientemente.
    (…)
    pero los humanistas son no sólo apolíticos hombres de letras, oradores ociosos y románticos del mundo, fanáticos pioneros del progreso y, ante todo, pedagogos entusiastas y futuristas. Los pintores y escultores del renacimiento les deben no sólo su abstracto esteticismo, sino también la idea del artísta héroe del espíritu y la concepción del arte como educador de la humanidad. Ellos fueron los primeros en hacer del arte una parte esencial dde la educación intelectual y moral.”

  6. haciaelcapital Says:

    Ciro:
    1. Según el pensamiento de Marx, habría que asumir la distinción teoría-praxis como una que surge y tiene pleno sentido en la sociedad esclavista. La teoría como contemplación es algo fuera de sitio en la sociedad moderna, donde la mediación capitalista hace del saber una fuerza productiva fundamental. (Recordar también lo indicado en Ideología alemana sobre el lenguaje en general).
    2. La teoría es una forma de comportamiento, una forma de acción –y muchas veces bien “práctica” en el peor sentido de la palabra (pensar aquí en los trabajos académicos). Eso de una “teoría pura” no se da. El reproche activista no tiene mucho sentido (salvo que se critique una teoría como errónea, contraproducente o enemiga de los fines de la acción que sean al caso).
    3. En Marx hay, en efecto, muy en consonancia con el movimiento denominado “jóvenes hegelianos”, un giro práctico en la teoría –giro que queda bien expresado en su versión de la tesis undécima (y también de la segunda).
    4. Por lo demás, pensó que la praxis necesitaba la teoría correcta, simplemente para ser efectiva –y no, expresión que le gustaba mucho, una “quijotería”.
    5. Pero también a la praxis le corresponde lo que podría llamarse “el derecho del impulso” (poema de Vallejo).
    6. La versión de Engels, precisamente al aislar y remarcar el momento de la transformación del mundo, parece elevar a dogma (paradógicamente) la teoría marxista. Sólo si disponemos de la teoría definitivamente correcta, no necesitaríamos ya tener que persistir con la interpretación de mundo –también para intentar cambiarlo, claro.

    Cada uno de estos puntos apunta hacia posibles polémicas. Ahí parecen flotar (las polémicas), en el poder-ser, esperando “actualización”…

  7. Lo primero de lo que tendré cuidado es de no decir que Marx quiso decir esto o aquello. Me limitaré tan solo a intentar desentrañar qué cosa se logró plasmar en el texto y no a qué cosa se pretendió plasmar.

    Los dos textos parecen tener cierta ambiguedad que no sé si cargan desde antes de ser traducidos del alemán. Prueba de dicha falta de determinación, aparente al menos, en qué cosa se dice en ellos y qué cosa no, puede estar a la vista de algunos en el hecho de que antes de que Ciro explicara que en una se habla de sumar praxis a la teoría y en la otra de sustituir la teoría con praxis, algunos eso no lo apreciamos (Entiendase aqui que la prueba es válida, para los algunos nombrados, tanto en el caso de no haber visto ellos algo que estaba en las frases, como también en el caso de que Ciro viera algo que no estaba).

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiarlo.”

    Una de las cosas que me hace complicada la interpretación del texto no editado por Engels es que no sé quien se dice en ella que se trataría de que cambie el mundo. Y esa parece ser la clave de la cuestión de si en ella se indica que se trataría de praxis en solitario o en compañía de teoría.

    Si es realmente insustancial hablar de la omisión de otros sujetos, y es a todos los efectos “los filósofos” el sujeto de todo lo enunciado, se puede afirmar que sobre él, además de recaer la praxis de cambiar el mundo, sigue recayendo la acción de interpretarlo. Es decir, en ningún caso se trataría de sustituir teoría con praxis, sino de sumarla. Y esto es porque a los filósofos, es decir, a quienes filosofan, les es inherente la interpretación del mundo (Entiendase aqui que aun en el caso de que un filósofo ocupe su filosofar en interpretar “la nada” por ejemplo, cosa que que no se da en el mundo, verdaderamente interpreta el concepto de “la nada”, cosa que sí está en el mundo por estar en la mente de quien lo está).

    Pero como ya dije, no veo claro que lo que determinaría que en la frase si van de la mano teoría y praxis, que “los filosofos” sea el sujeto de todo lo enunciado, se de en ella. El sujeto “los filósofos” es una tercera persona del plural, sin embargo, el verbo clave para que dicho sujeto participe de la praxis está, tras una coma, liberado de esa tercera persona del plural. Libre pues, para ser realizado por cualquier sujeto que se considere que allí puede estar omitido. Si contrariando lo que dije al principio me pusiera a hablar sobre qué quiso Marx decir al liberar ese verbo del incidir directo de “los filósofos”, podría decir, en favor de lo defendido por Ciro, que: “quizá sólo lo hizo porque la praxis les ocupa tan solo a los filósofos del presente y futuro, distintos y por eso no contenidos en el mismo sujeto”. Pero eso es millo para otro molino.

    Los mismos criterios que he aplicado a la frase no editada por Engels se pueden aplicar a la editada. Frase en la que, efectivamente, la adición de un elemento adversativo parece evidenciar una oposición que hace no correlativas la praxis de cambiar el mundo y una continuación del teorizar. Aunque tampoco en este caso lo dicho es concluyente.

    • Ciro:
      ¡Qué comentario más meduloso!
      1. ArCh dixit: “Una de las cosas que me hace complicada la interpretación del texto no editado por Engels es que no sé quien se dice en ella que se trataría de que cambie el mundo”. ¡Ese es un tema central! ¿Qué quiere decir-hacer el enunciado “se trataría de esto o aquello”? ¿Es una sugerencia, una propuesta, una convocatoria, una conclusión más o menos vinculante, una orden, por muy delicada o suplicante que pueda parecer su formulación? La idea de una transformación del mundo implica la representación de la acción de un sujeto. La historia del marxismo estuvo marcada por diversas concreciones de esa subjetividad transformadora. Incluso por su ausencia: el abismo de esa ausencia mueve el proyecto de la Teoría Crítica. Magra -pero inextinguida- es la fuerza mesíanica que en un mundo desesperante sólo encuentra esperanza en los desesperados (Benjamin). Me parece que la experiencia de ese vacío trasciende la esfera teórico-marxista. Pienso, p. ej., en Trakl: “Silencio de Dios bebí/ En las fuentes del bosque/ Frío metal huella mi frente/ Arañas buscan mi corazón/ Hay una luz que se apaga en mi boca”.
      Por otro lado, si el sujeto de la transformación fueran los filósofos, nos encontarríamos con una restauración del platonismo. Aunque, bien pensado, ¿no vagó el viejo espectro del rey-filósofo en la concepción del Partido como Vanguardia? En todo caso, un intento patético de señalar como “presencia” a un sujeto transformador me parece el concepto (¿concepto?) de “multitud” en Toni Negri, tan proclive a las soluciones inmediatas como a la ontología. ¿Es posible pensar una multitud, sin más determinaciones, como sujeto?)

      2. ArCH dixit: “Si es realmente insustancial hablar de la omisión de otros sujetos, y es a todos los efectos “los filósofos” el sujeto de todo lo enunciado, se puede afirmar que sobre él, además de recaer la praxis de cambiar el mundo, sigue recayendo la acción de interpretarlo”.
      Nunca antes había llegado a problematizar de ese modo el texto (¡gracias por el comentario¡). Desde esa interesante perspectiva, podría entenderse la filosofía como una posición (no un gremio, no una disciplina, no una especialidad, no un orden del discurso): la que adopta cualquiera que interpreta el mundo, su mundo.

      3. ArCh dixit: ‘“la nada” cosa que que no se da en el mundo’. ¿Cómo que no? En el mío, sí. La encuentro a cada paso y aún también cuando no camino. La próxima vez que nos veamos, si quieres te la presento: la imborrable, insidiosa, adorable nada…

  8. Mª Carmen González Says:

    Existen en los textos una demarcación de dos periodos:
    En el primer texto el de Engels, está pidiendo o convocando a una acción pues el mundo está ya interpretado. El pero que hay después del ; convierte a la segunda frase en coordinada adversativa, esto nos indica que hay una oposición o restringe el significado de la primera oración.

    En la segunda frase de Marx hay una continuidad desde la transformación del cambio, una necesidad de práctica con teoría sin una contraposición. Tomar el horizonte del cambio del mundo como una teoría práctica, una filosofía que se crea parte de la transformación del mundo, no solo de la interpretación.

  9. Tamadaya García Ramos Says:

    Esta tesis la escribe Marx en un cuaderno de notas y apuntes. Las tesis tratan temas como el conocimiento, la relación entre verdad y praxis, la creación de los ideales, la aniquilación de la familia, o la relación entre individuo y sociedad.
    En 1888 publica Engels un libro titulado “Feuerbach y el Final de la Filosofía Clásica Alemana”. Allí incluye como apéndice, cinco años después de la muerte de Marx, las Tesis sobre Feuerbach, pero con cambios.
    En 1931 se publica la Tesis de Feuerbach tal y como estaba en los cuadernos de Marx, pero tesis como la undécima en el libro de Engels, se han creído de la mano de Marx.
    Diferencias:
    1) Engels coloca un punto y coma [;] en lugar de una coma [,], marcando una pausa más prolongada entre la interpretación del mundo y lo que hay que hacer.
    2) Engels habla condicionalmente (trataría) y Marx de forma indicativa (trata), que no es que Marx de una orden directa, pero Engels ha intentado suavizarlo.
    3) Engels coloca un “pero” donde no lo hay, convirtiendo la frase en coordinada adversativa, marcando una discontinuidad entre la teoría y la práctica que no había en la frase de Marx.
    A Marx parece interesarle que esta discontinuidad no exista, que se elavore una teoría y que a la vez se lleve a la práctica, que El Capital conlleve a su vez una acción en el mundo (que desde un principio sabe que no será una reacción inmediata) pero que no exista una cosa sin la otra. No debe haber teoría sin praxis porque convertiría la teoría en impotente, a la vez que la praxis sin teoría, convertiría la praxis en ciega.
    Engels habla como si ya se supiera todo, como si se pudiera dejar a un lado la teoría y simplemente actuar. Como si sólo quedase la revolución, porque la teoría, parece creer Engels, ya no puede aportar más. Este hecho puede ser causa de un no querer buscar más, sino querer una reacción inmediata, de una desesperación por un cambio inmediato.

    • haciaelcapital Says:

      Ciro: Esta respuesta pretende hacer ver algo frente a los comentarios en general y mis propias clases.
      En el entorno de la interpretación que estamos desplegando, puede ocurrir que iluminemos a Engels con la luz penosa del manipulador, del mal filólogo, del culpable directo de esta o aquella “desviación” (palabra en sí misma sospechosa como reproche), de los fracasos del comunismo, etc. La relación Marx-Engels en lo teórico y en lo personal es fascinante -y no es precisamente una relación de parasitación por parte del segundo. Por otro lado, Engels, que en las cartas sobre las traducciones, p. ej., muestra una finura filológica indiscutible, cuando edita manuscritos póstumos de Marx (trabajo penoso y extenuante), ya no trata con textos sino con Textos. Lo que ha cambiado es la posición histórica del discurso -y lo hace cuando la palabra de Marx se eleva a contribución a la doctrina sobre la que se asienta el movimiento obrero y la revolución socialista. Lo que ha cambiado es la “firma” (la indicación de autoría) “Karl Marx” en 1845 y 1888. La palabra se ha adensado y elevado, se ha cargado también de “responsabilidad” (p. ej., no puedes dejar pasar la alusión a la destrucción de la familia si pretendes conquistar el poder con los votos de los obreros). No algún tipo de defecto en la constitución sujetiva de Engels, sino el cambio -objetivamente inducido- en la posición del discurso sería lo que mejor hace entender que existan dos versiones de la tesis undécima.

  10. S. Melo Says:

    En la primavera de 1845 Marx escribe una serie de tesis que constituyen una crítica a la filosofía de Feuerbach. Estas, fueron publicadas por Engels en 1888 como apéndice a la edición aparte de Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana.
    En su edición, Engels introdujo cambios para mejorar el estilo, acortar algunas frases o argumentar más otras, pero el cambio más radical lo encontramos en la tesis undécima:

    En el cuaderno de notas de Marx se puede leer la siguiente frase, la original:

    • Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert, es kömmt drauf an, sie zu verändern (Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiarlo).

    Tras la modificación de Engels, la frase quedó de esta forma:

    • Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert; es kommt aber darauf an, sie zu verändern (Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa; pero de lo que se trata es de cambiarlo).

    El análisis de las dos frases (como ejercicio hermenéutico) puede abordarse desde un punto de vista lingüístico y filosófico:
    Desde el punto de vista de la lengua, encontramos un “;” en la frase de Engels que no está en la original y que da una mayor discontinuidad a la segunda frase pues en alemán el punto y coma se usa casi como el punto y seguido del español.

    En segundo lugar, existe una diferencia entre kömmt (original) y kommt (versión de Engels) que se traducirían como “se trataría” y “se trata”.
    De esta manera, la versión de Marx tiene un carácter mucho más condicional mientras que en la de Engels predomina el imperativo.

    Por último la introducción en la frase de Engels de “aber” (que se traduce como “pero”) convierte la frase original en una oración coordinada adversativa, poniendo en contraposición la primera proposición y la segunda.

    A partir de este análisis filológico, se realiza el análisis filosófico:

    La frase de Marx vendría a decir que los filósofos llevan mucho tiempo interpretando el mundo, y que eso no está mal sino que ahora hay que seguir interpretándolo y cambiándolo a la vez.
    Lo que es lo mismo, pasar de la teoría puramente contemplativa a una teoría que lleve a la práctica: Interpretemos (teoría) con vistas a llegar a un cambio (praxis).
    Para Marx el concepto de Praxis se refiere a cómo se relacionan los hombres en la naturaleza con otros hombres para conservar o transformar el medio al que se enfrentan dentro de una sociedad, por ello, para transformar la sociedad primero hay que comprenderla, quedando totalmente ligadas la teoría y la práctica. También a cómo actúan para conformar la sociedad y, con ello, a sí mismos.
    Deduzco de aquí el que, pese a que Marx era un revolucionario, pensaba que la transformación de la realidad, la revolución, que buscaba pasaba por unir teoría y práctica.

    La modificación de Engels supone el considerar centrarse en la teoría como algo inservible, tiene un carácter mucho más revolucionario que la frase de Marx en el sentido en que quiere decir que hasta ahora lo hecho por los filósofos ha sido meramente teórico y han estado equivocados, de lo que realmente se “trata” (como se lee textualmente) es de cambiar el mundo, de pasar a la praxis inmediata.
    Se denota aquí la influencia de Hegel en Engels ya que para los jóvenes hegelianos, Hegel culmina la filosofía teórica y es entonces cuando se debe pasar a la práctica.

    Sin embargo, de la tesis undécima se percibe un alejamiento del pensamiento de Marx respecto del de Hegel.
    Además, Marx habló de conocer la realidad para transformarla mientras que Hegel en sus Lecciones sobre la historia de la filosofía afirma: “el fin último de la filosofía es conciliar el pensamiento, el concepto, con la realidad” es decir, determinar los límites de lo real sin transformación alguna. Hegel: “Lo real es racional”¡
    Por tanto, el concepto de praxis en Marx se sitúa fuera del idealismo hegeliano por la importancia que concede al conocimiento de la realidad exterior de manera que cae en el materialismo que coloca al hombre como un sujeto frente al objeto de la realidad (sujeto que transforma al objeto).

    A partir de la modificación de Engels han surgido interpretaciones como la de Martin Heidegger que expuso que Marx negó la filosofía teórica con su tesis, pero es evidente, que leyendo la versión original el autor sólo proponía pasar a la praxis sin dejar de lado la teoría. ´[Vid. el post Heidegger y Marx en http://hombrelefante-dictaphilosophorum.blogspot.com/%5D

    Es curioso que hoy en día, la frase que ha hecho famoso a Marx no haya sido la suya propia, sino la modificación de Engels hasta el punto en que cuando alguien quiere parafrasear a Marx sigue resonando (sin que muchos lo sepan) el pragmatismo revolucionario de Engels disfrazado de Marx.

  11. Me acabo de dar cuenta de que en el punto 2 me equivoqué y en más de una cosa O_O!!
    Rectifico:
    2) Marx habla condicionalmente (trataría) y Engel de forma imperativa(trata), siendo la frase de Marx más “suave” y la de Engels más parecida a una orden, buscando esa acción inmediata.

  12. Tamadaya García Ramos Says:

    O_o Y rectifico otra vez con mi nombre, que esa no es mi cuenta X_X!!

  13. haciaelcapital Says:

    Ciro: Ciro (tomo cosas aquí de un añorado amigo):

    Heidegger intervino en una entrevista sobre esta cuestión.
    Vid. http://www.youtube.com/watch?v=jQsQOqa0UVc

    Viene a decir más o menos: “al citar esta sentencia [toma un libro y lee] “los filósofos sólo han interpretado el mundo de diferentes maneras, de lo que se trataría es de transformarlo” [esto es, usa la versión original de Marx] pasa por alto que una transformación del mundo presupone una transformación de la representación del mundo, y que una representación del mundo sólo se gana en tanto que el mundo se interpreta suficientemente. Esto significa que Marx se sustenta en una muy determinada interpretación del mundo para exigir su transformación. Con ello se constata que esta sentencia no es una sentencia fundada. Da la impresión de hablar decididamente contra la filosofía, mientras que la segunda parte de la sentencia de manera implícita, presupone precisamente la exigencia de la filosofía.” Heidegger dixit.
    ¡Curiosa, retorcida, pero también interesante lectura! Por una parte, está bien visto que sólo desde una interpretación del mundo (pongamos por caso: como un infierno) cabe exigir su transformación. Por otra parte, se proyecta un prejuicio muy poco meditado cuando se ve en la tesis de Marx “un hablar contra la filosofía” -y no, más bien, un hablar contra la forma dominante del discurso filosófico, cómodamente instalado en la distinción clásica entre teoría, praxis y poiesis.

  14. Antonio G. Says:

    Ehh !! Ahh Vale!

  15. ArCh dijo:”el concepto de “la nada”, cosa que sí está en el mundo por estar en la mente de quien lo está).”

    Perdón por la mercenariada. Como tal salió de mi.

  16. Arcadio Says:

    Pues , chico, en las frases esas se ve que el tipo dice: “los gandules estos no han hecho más que preguntarse cosas; falta que llegue la retaguardía”

    Esto es hermenéutica, lo demñas es coñoemadre.

  17. Las Undécimas Sobre Feuerbach
    Algunas Interpretaciones Marginales

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiarlo.”
    Karl Marx

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa; pero de lo que se trata es de cambiarlo.”
    Friedrich Engels.

    Anteriormente había estudiado estas frases poniendo la mira en hallar elementos significativos respecto a la relación que estas harían mantener a teoría y praxis. Pero tras retomar su estudio me percaté de que se podía hacer de ellas múltiples interpretaciones, que antes mi mente había marginado.

    Trataré aquí de hacer ver varias de las interpretaciones que, según una correcta utilización del lenguaje, son perfectamente posibles. Aunque, desde ciertas perspectivas, puedan no aparecer desnudas ante el entendimiento del lector u oyente.

    Concretamente, lo que mostraré son interpretaciones de las frases desde la perspectiva de credulidad de lo enunciado en ellas por parte de su autor o editor, sin que añada éste matiz alguno al texto que trascienda lo meramente enunciativo y, además, sin poner yo en cuestión la veracidad de su dictamen. Dejaré fuera de análisis perspectivas como las de que su autor o editor pretendiera deliberadamente engañar u ocultar información al lector, ser irónico, sarcástico, jocoso, jactancioso, etc…

    Y, aunque tenía especial motivación, dadas: la, insospechada por mi en principio, tremenda cantidad de problemáticas que parecen surgir del análisis de los elementos de estas frases; y mi condición de estudiante de 1º, que me ha hecho compaginar este trabajo con otros y con el haberme sentido agobiado por creer tener que estudiar más de cuanto un gandul puede, expondré aquí poco más que algo de lo apreciado analizando intensivamente uno de esos elementos: la palabra “sólo”.

    Para aligerar y ahorrar papel, no profundizaré en el análisis y exposición detallada de casos que surjan de tomar en cuenta la temporalidad de la acción realizada por el sujeto de cada frase y las posibles temporalidades de el “cambiarlo”. Es decir, trataré las frases como si su contenido hablara de algo intemporal, o, quizá mejor dicho, de algo que sucede en un mismo tiempo, ya sea: pasado, presente o futuro. Sin embargo, sí advertiré que: se entienda que la acción realizada por el sujeto, realizada en el pasado, ha tenido una relación u otra con el objetivo de la frase, ello no significa que la misma acción realizada en distinto tiempo, presente o futuro, tendrá necesariamente la misma relación.

    Al inicio he escrito que haré ver interpretaciones posibles según una correcta utilización del lenguaje. Diré, por lo tanto, que se tenga en cuenta de todos los casos que presente y también de los que no, sin excepción, el hecho de que, según estas frases, si follar no es una forma de interpretar el mundo, los filósofos son vírgenes.

    En la primera oración de las dos frases se enuncia, al menos, a un sujeto y una acción que éste ha realizado y en la segunda oración de las dos frases, al menos, un objetivo.

    1º) Marginalidad de la suficiencia y de la posibilidad de suficiencia

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa; pero de lo que se trata es de cambiarlo.”

    La palabra “sólo” de la primera oración indica en todos los casos exclusividad y, respecto a la obtención del objetivo de la segunda oración, en todos los casos excepto en dos indica, además, insuficiencia manifiesta.

    Estas exceptuaciones respecto a la insuficiencia manifiesta son posibles porque, realmente, a pesar de lo que quizá tras una primera impresión pudiera parecer, en la frase no hay afirmación explícita alguna acerca de que la acción realizada por el sujeto es insuficiente para la obtención del objetivo. Y tampoco hay elemento alguno, ya sea signo de puntuación o palabra, por el que, con su presencia en la frase, esté necesariamente implícita en ella esta misma afirmación de insuficiencia. Como, bien es cierto, tampoco hay elemento alguno por el que, con su presencia en la frase, este necesariamente implícita en ella la afirmación de suficiencia.

    El primer caso exceptuado de la insuficiencia manifiesta es precisamente el caso de su opuesta, la suficiencia manifiesta. Y se puede ejemplificar así: “Los filósofos sólo han obtenido un notable en el examen; pero de lo que se trata es de aprobarlo.”. De esta forma el elemento adversativo contrapone la segunda oración, si se excluye de ella el “sólo”, no a lo enunciado en la primera; sino a algo que, precisamente por estar el “sólo” allí, en ella quedó implícito: lo que el sujeto no hizo (Entiéndase aquí que si la proposición no contuviera la palabra “sólo”, no se afirmaría implícitamente en ella que el sujeto no realizó otra acción distinta a la enunciada). Es decir, la palabra “pero”, en contraposición a la palabra “sólo”, apoya, así, la acción realizada como suficiente para la obtención del objetivo, aunque el sujeto no halla realizado otra. Un ejemplo de explicitación de lo que, por haber contenido el “sólo”, en la proposición quedó implícito, es: “Los filósofos no han obtenido un sobresaliente en el examen; pero sí un notable y de lo que se trata es de aprobarlo.”.

    En este primer caso la interpretación supone el cambio del mundo.

    El segundo caso exceptuado de la insuficiencia manifiesta es el caso de la posibilidad de suficiencia. Y trata de que se enuncie en la proposición algo que se ha dado y un objetivo, pero no si esto que se ha dado es suficiente para la obtención del objetivo. Se puede ejemplificar así: “Los filósofos sólo han comprado un billete de lotería; pero de lo que se trata es de ganarla.”.

    En este segundo caso la interpretación supone la posibilidad de cambio del mundo.

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiarlo.”

    Igualmente aquí, la palabra “sólo” de la primera oración indica en todos los casos exclusividad; pero, respecto a la obtención del objetivo de la segunda oración, en todos los casos excepto en uno indica, además, insuficiencia manifiesta.

    El hecho de que en esta frase no se presenten el mismo numero de casos exceptuados de la insuficiencia manifiesta que los que se presentan en la frase analizada anteriormente, se debe a que, a diferencia de en la anterior, en esta sí hay un elemento por el que, con su presencia en la frase, está en ella implícita la negación de una suficiencia manifiesta. Dándose únicamente, desde esta perspectiva, la excepción de: posibilidad de suficiencia.

    El mencionado elemento que, con su presencia en la frase, imposibilita el que se dé en ella como excepción de la insuficiencia manifiesta el caso de su opuesta, la suficiencia manifiesta, es la palabra “trataría”. Que causa esa imposibilidad porque siendo un condicional y encontrándose en la oración en la que se enuncia el objetivo, está trasladando la obtención de éste a una situación hipotética. Y, por tanto, o las condiciones dadas en la realidad enunciada no son suficientes para la obtención del objetivo, o bien, no es manifiesto para quien lo enuncia que lo sean (caso de la posibilidad de suficiencia, ya tenido en cuenta).

    2º) Marginalidad de la importancia del modo en que se ha realizado la acción

    Lo que la palabra “sólo” necesariamente indica, como he dicho, es exclusividad. Pero quizá puede pasar desapercibida parte del todo al que la palabra “sólo” hace exclusivo.

    Entre todo lo que se dice en la frase está contenida la afirmación, es cierto, de que el sujeto ha realizado exclusivamente la acción de interpretar el mundo. Pero no sólo la acción, en general, que ha realizado el sujeto es lo que está marcado por la exclusividad, sino que también lo está el modo en el que éste la ha realizado.

    Se puede estar haciendo referencia a el modo de realizar la acción, “de forma diversa”, como lo que, precisamente, es el factor condicionante de que se haya producido una determinada relación entre la acción realizada y el objetivo: de suficiencia o insuficiencia. Siendo “de forma única” el modo en el que debiera realizar la acción el sujeto para producir la relación opuesta a la dada entre acción realizada y objetivo. Esto se puede ejemplificar así: “Los filósofos sólo han movido la llave de la cerradura hacia la izquierda, se trataría de abrirla”

    En este caso, si no de un modo de el otro, la interpretación supone el cambio del mundo.

    3º) Marginalidad de los objetivos distintos a el cambio del mundo

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiarlo.”

    Lo único que desde aqui parece, con fundamento, poderse afirmar del objetivo es que se trataría de cambiar algo, que, como mínimo, presumiblemente, ha sido nombrado o quedó implícito en la primera oración y por ello es contenido en el acusativo de la segunda oración. Así, pues, que el enunciante nos hable de que se trataría de cambiar “el mundo”, es tan solo una posibilidad.
    Estas otras cosas han sido marginadas respecto de ser el objeto a ser cambiado:

    a) la acción, por la inacción: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiar que han actuado”

    b) cual es la acción: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiar que han interpretado”

    c) el modo de la acción realizada: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiar que lo han hecho de forma diversa”

    d) la exclusividad de la acción: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiar que sólo han realizado una acción”

    e) cual es la exclusividad de la acción: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa, se trataría de cambiar que sólo han realizado esa acción”

    f)etc…

    Volviendo a hacer incapié en el correcto uso de el lenguaje, es preciso que diga que, tomando ahora en cuenta la temporalidad de las acciones y las posibles temporalidades de los objetivos, las interpretaciones que, sin incluirlas en el “etc…” (incluido en él, por ejemplo, lo que ha quedado como producto de la acción), he expuesto en este apartado suponen que el autor o editor cree, desea o vería conveniente la existencia de una maquina del tiempo, causalidad inversa o cosa similar que permitiera cambiar el pasado. Se entiende facilmente la imposibilidad de cambiar hechos de lo que ya es pasado, pero se ha de entender, también, la posibilidad de hablar de cambiarlos.

    “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de forma diversa; pero de lo que se trata es de cambiarlo.”

    Sin embargo, en esta frase, como mínimo, parece haber una mayor determinación hacia que el objetivo no consista en cambiar la accion realizada por el sujeto o algún aspecto de ella, sino el objeto sobre el que el sujeto realiza esa acción.

  18. Y me quedaron por desarrollar estas ideas respecto a qué dice la frase realmente, aunque autor, editor y traductor quisieran hacer significar algo distinto y sea eso lo que hallan conseguido que se entienda:

    1º) Se habla solo de los filosofos que existen como tales. Sócrates puede no estar incluido en ese sujeto.
    2º) Ninguno de los individuos que componen el sujeto ha realizado acción distinta a interpretar el mundo.
    3º) Ninguno de los individuos que componen el sujeto ha interpretado el mundo sólo de una forma.

    Pero interpretar esta parte del mundo no creo que lleve a cambiarlo, de la forma que es preciso al menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: