Archive for the Capital Category

EL CONTRADICTORIO MOVIMIENTO CIVILIZATORIO DEL CAPITAL

Posted in Capital, ciencia natural, circulación, cualidades físicas y espirituales, desarrollos locales, dinero, división del trabajo, EL CAPITAL, explotación de toda la naturaleza, fuerzas productivas, ideolatria de la naturaleza, industria, industria universal, la circulación se presenta como un momento de la producción, la gran influencia civilizadora del capital, la producción del hombre como un producto social, la satisfacción tradicional, la sociedad burguesa, límite, Marx, mercado mundial, Movimiento civilizatorio, nuevas ramas de la producción, objeto, plustrabajo, plusvalía relativa, plusvalia absoluta, prejuicios nacionales, puntos de cambio, revolución constante, tiempo suplementario, trabajo objetivado, valor de uso on 30 octubre 2009 by haciaelcapital

 

Menzel- el trabajo

La creación de plusvalía absoluta por el capital —más trabajo objetivado— tiene como condición que se amplíe el ámbito de 1a circulación y que se amplíe además constantemente. La plusvalía creada en un punto requiere la creación de plusvalía en otro punto, por la cual ella se pueda cambiar; aunque en un primer momento se trate solamente de producción de más oro y plata, de más dinero, de forma tal que, si la plusvalía no puede convertirse inmediatamente de nuevo en capital, pueda existir en la forma del dinero como posibilidad de nuevo capital. Una condición de la producción  basada sobre el capital es, por lo tanto, la producción e un círculo de la circulación continuamente ampliado, bien sea que el círculo es directamente ampliado, o que son creados más puntos en el mismo como puntos de producción. Si la circulación se presentaba al principio como una magnitud dada, aquí se presenta como una magnitud variable, y como una magnitud que se expande mediante la producción misma. Consiguientemente, la circulación se presenta como un momento de la producción. De la misma forma que el capital tiene por un lado la tendencia a crear continuamente más plustrabajo, también tiene por otro la tendencia complementaria de crear más puntos de cambio; es decir, aquí desde el punto de vista de la plusvalía absoluta o del plustrabajo absoluto, el capital tiene la tendencia a necesitar más plustrabajo como complemento de sí mismo;  au  fond el capital tiene la tendencia a propagar la producción basada sobre el capital o el modo de producción a él correspondiente. La tendencia a crear el mercado mundial viene dada inmediatamente en el concepto de capital. Todo límite se presenta como un límite a superar. Ante todo el capital tiene la tendencia a someter todo momento de la producción al cambio y a negar la producción de valores de uso inmediatos, que no entran en el cambio, es decir, tiene la tendencia a co1ocar precisamente la producción basada sobre el capital en lugar de modos de producción anteriores y, desde su punto de vista, primitivos. El comercio ya no se presenta aquí como una función que tiene lugar entre producciones independientes para el cambio de su excedente, sino como un presupuesto esencial omnicomprensivo y como un momento de la producción misma.

  Sigue leyendo

CONTRADICCIÓN CARDINAL DEL CAPITALISMO

Posted in Aumento ilimitado de la producción, Capital, Conflicto, Contradicción, Desarrollo incondicional de las fuerzas productivas sociales del trabajo, EL CAPITAL, el capital y su autovalorización, El mercado mundial, El verdadero límite de la producción capitalista, La expropiación y empobrecimiento de la gran masa, La producción como fin en sí mismo, Los medios de producción, Los productores, Marx, Medio histórico, Objetivo de la producción, Sociedad de productores, Uncategorized on 20 octubre 2009 by haciaelcapital

MaxBotanists

El verdadero límite de la producción capitalista lo es el propio capital; es éste: que el capital y su autovalorización  aparece como punto de partida y punto terminal, como motivo y objetivo de la producción; que la producción sólo es producción para el capital, y no a la inversa, que los medios de producción son meros medios para un desenvolvimiento constantemente ampliado del proceso vital, en beneficio de la sociedad de los productores. Los límites dentro de los cuales únicamente puede moverse la conservación y valorización del valor de capital, las que se basan en la expropiación y empobrecimiento de la gran masa de los productores, eso límites entran, por ello, constantemente en contradicción con los métodos de producción que debe emplear el capital para su objetivo, y que apuntan hacia un aumento ilimitado de la producción, hacia la producción como fin en sí mismo, hacia un desarrollo incondicional de las fuerzas productivas sociales del trabajo. El medio –desarrollo incondicional de las fuerzas productivas sociales- entra en constante conflicto con el objetivo limitado, el de la valorización del capital existente. Por ello, si el modo capitalista de producción en un medio histórico para desarrollar la fuerza productiva material y crear el mercado mundial que le corresponde, es al mismo tiempo la constante contradicción entre esta su misión histórica y las relaciones sociales de producción correspondientes a dicho modo de producción.

 (El Capital. Siglo XXI, Vol. 6, pág. 321)

PRÓLOGO A LA PRIMERA EDICION DE “EL CAPITAL”

Posted in Capital, EL CAPITAL, Marx, Prólogo a la primera edición de EL Capital on 13 octubre 2009 by haciaelcapital

La obra cuyo primer tomo entrego al público es la continuación de mi trabajo “Contribución a la crítica de la economía política”, publicado en 1859. La prolongada pausa entre comienzo y continuación se debió a una enfermedad que me ha aquejado durante años e interrumpido una y otra vez mi labor.

soviet-poster21

Sigue leyendo

CRISIS Y CAPITAL EN MARX

Posted in Capital, Ciro Mesa Moreno, Crisis y capital, Marx on 29 septiembre 2009 by haciaelcapital

 

Ciro Mesa Moreno

“Wir brauchen keinen Hurrikan 

Wir brauchen keinen Taifun

 Was der an Schrecken tuen kann 

Das können wir selber tun”

 (B. Brecht y K. Weill)

 

La modernidad no es una época de desmitologización. No para Marx. Sus textos muestran la sociedad comandada por el capital como una maquinaria de producir espejismos, alucinógena en un sentido literal. Las crisis, un momento necesario de su desarrollo, destruyen la apariencia de racionalidad. Ellas, según Marx, hacen salir a la luz “las contradicciones de la economía burguesa” (26.2, 535)[i]. Las crisis desmoronan la falsa expectativa de estabilidad, pero ocasionan también nuevas formas de embrujo[ii], por ejemplo, aceptar como un destino inevitable su naturalidad o achacar a un desarreglo parcial el desastre en el todo, cuando es precisamente el todo de la socialización capitalista el desastre. Contra esto, el pensamiento marxiano muestra la necesidad del vínculo entre socialización capitalista y crisis. Enseña que el desarrollo de la sociedad capitalista tiene que transcurrir a través de crisis, destrucción y catástrofes. Y que la eliminación de las crisis dependerá de la superación del capitalismo.  

 Marx_and_the_Global_Crisis_by_Latuff2

Sigue leyendo